Gabinete de Comunicación

Menú
27/06/2022

25 hitos de los derechos laborales en España Trabajo abre al público su archivo histórico que pone en valor los avances en derechos de las personas trabajadoras

  • Icono de Facebook
  • Podrá realizarse un recorrido guiado a las 11:00 hasta el próximo 1 de julio
  • Se enmarca en la Semana de la Administración Abierta 2022
  • La muestra plasma cómo la conquista de derechos laborales incide en la vida cotidiana de las personas trabajadoras

El Ministerio de Trabajo y Economía Social acoge la exposición 25 hitos de los derechos laborales en España. Un recorrido a través del archivo del Ministerio de Trabajo y Economía Social que las personas que lo deseen pueden visitar en el acceso principal de la sede ministerial. Además, podrán realizar un recorrido guiado a las 11:00 hasta el próximo 1 de julio.

Con esta muestra, el Ministerio de Trabajo y Economía Social se suma a las actividades de la Semana de la Administración Abierta 2022, que acercan a ciudadanas y ciudadanos las Administraciones Públicas y los principios del Gobierno Abierto: transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana, integridad pública y colaboración.

La exposición hace un repaso de la historia centenaria del actual Ministerio de Trabajo y Economía Social y se ha articulado en 25 hitos ilustrados a través de los documentos de su Archivo Central. Sobre esta base documental se plasma cómo normas y derechos se materializan e inciden de manera patente en nuestra vida cotidiana como personas trabajadoras. Además, también pone en valor la importancia de los archivos públicos tanto en términos de transparencia como de Patrimonio Documental, que pertenece a todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas.

Repaso histórico

A través de los 25 hitos laborales seleccionados, y con el soporte de los fondos documentales de su Archivo Central, se propone un recorrido por el conflictivo siglo de historia del Ministerio de Trabajo.

La selección se inicia con las primeras medidas contra la explotación laboral y la mejora de las condiciones laborales a partir de los organismos creados como inmediatos antecedentes del Ministerio como la Comisión de Reformas Sociales, 1883; el Instituto de Reformas Sociales, 1903; Instituto Nacional de Previsión, 1908; y que, paso a paso, fueron dando respuesta a una parte de las reclamaciones del cada vez más significativo movimiento obrero como conseguir la jornada máxima de 8 horas al día en 1919.

Con el nacimiento del Ministerio de Trabajo en 1920 se iniciaría, en paralelo, un lento proceso de institucionalización de un incipiente sistema de relaciones laborales del que dan cuenta la Ley de Accidentes de Trabajo (1920) o el proyecto de Ley de Contratos de Trabajo (1923-1924), por ejemplo. Uno de los momentos de mayor impulso sería el primer bienio progresista durante la II República (1931-1933) con Francisco Largo Caballero como Ministro de Trabajo y Previsión, tiempo durante el que se aprobó la Ley de Contrato de Trabajo de 1931.

La dimensión internacional del ministerio queda patente con la implicación en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde sus orígenes, a través de la Sección y el Instituto de Reformas Sociales primero, y más tarde a través del propio Ministerio de Trabajo que es casi coetáneo de la OIT. Esta vocación internacional se amplió a través de la asistencia consular a los trabajadores españoles fuera de nuestras fronteras, con la puesta en marcha del Instituto Español de Emigración y las Agregadurías Laborales, actuales Consejerías de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en el Exterior.

Con la llegada de la democracia se refuerza el papel del ministerio gracias al impulso del Sistema Español de Relaciones Laborales, una de cuyas piedras angulares es el reconocimiento constitucional de los agentes sociales en su desarrollo y fortalecimiento.

El papel del Ministerio de Trabajo fue determinante en la recuperación de los derechos laborales democráticos como la legalización de los sindicatos, derecho de huelga, elecciones sindicales, así como en la reparación económica de todos aquellos luchadores por la libertad sindical represaliados, mediante la Ley de Amnistía en su vertiente laboral, una de las primeras y más determinantes políticas públicas de memoria democrática puestas en marcha durante la misma Transición.

Junto con el nacimiento de la concertación-social a partir de 1979 –base sobre la que pivota el modelo de Diálogo Social– se ha asistido durante las décadas de los años ochenta y noventa del siglo XX a todo un conjunto de hitos históricos fundamentales: la elaboración del Estatuto de los Trabajadores, la configuración y desarrollo de un amplio sistema público de protección al desempleo que convive con una sistema fuerte de políticas activas de empleo, el desarrollo constitucional de la Libertad Sindical en 1985 o la restitución del Patrimonio Sindical Histórico y Acumulado. Avances democráticos y laborales en la actualidad incuestionables.

En las dos últimas décadas han estado marcadas por la puesta en marcha de políticas públicas tendentes a la ampliación de la cobertura del Estado del Bienestar sobre la base de los denominados derechos de 3ª o 4ª generación, como las normativas contra la violencia de género, la lucha para la igualdad retributiva entre hombres o mujeres o las disposiciones en torno a la dependencia, la conciliación y la corresponsabilidad a las que deben sumarse los objetivos para alcanzar un trabajo decente, luchar contra la siniestralidad laboral e impulsar la Economía Social que se incluye por primera vez en la historia en la denominación del ministerio.

Cierran esta exposición los hitos de nuestra Historia más reciente: los avances en materia de Salario Mínimo Interprofesional, la regulación del trabajo a distancia, la protección de las personas trabajadoras que prestan servicios de reparto a través de plataformas digitales, la protección de las personas trabajadoras y del tejido productivo durante la pandemia del COVID 19 mediante los ERTE y la lucha contra la cultura de la precariedad del mercado de trabajo con la reforma laboral de 2022.

Versión 4.6 - © Ministerio de Trabajo y Economía Social